Consejos para entrenar en la playa

photo credit: vgm8383 Picnic Islet via photopin (license)

Estamos en verano, hace calor y ahora que estás de vacaciones, o estas están próximas, puede que te estés planteando la posibilidad de entrenar en tu destino vacacional. Quizá porque ya entrenabas de antes y no quieras perder los resultados de un año de esfuerzo, quizá porque en la playa te has motivado para empezar a cuidarte y quererte un poquito más, …

El caso es que, si te has decidido a entrenar en estas fechas, y sobre todo si lo vas a hacer en la playa, será mejor que primero leas estos consejos para evitar sustos.

Lo primero es tener clara una serie de pautas a seguir en cada uno de tus entrenamientos, sean del tipo que sean:

  1. Quizá debas cambiar el horario de tus entrenamientos

Trata de elegir las primeras horas de la mañana o las últimas de la tarde, de este modo el ambiente será un poco más fresco, entre las 7:30 y las 10:00, y desde las 20:00 son buenas opciones.

  1. Mantente bien hidratad@

En un entrenamiento normal de 1 hora y en condiciones normales de temperatura, el cuerpo es capaz de asimilar 3/4 de litro de agua. En condiciones de calor esta cantidad aumenta, lo más importante es que no esperes nunca a tener sed, bebe de forma periódica durante todo el entrenamiento. Cuando termines de entrenar puedes tomar zumos naturales de fruta, además de reponer líquidos, conseguirás energía.

  1. No entrenes con el estómago lleno

Con el calor aumenta la posibilidad de sufrir mareos y vómitos, por ello es muy importante que no entrenes recién comido. Tampoco tras varias horas de ayuno, si entrenas por la mañana, y acabas de levantarte, toma una pieza de fruta, o un yogur desnatado, así podrás entrenar bien, pero sin terminar con nauseas.

  1. Usa poca ropa y mejor si expulsa el sudor

Entrenar con mucha ropa, forros polares o prendas de plástico para sudar más no tiene sentido y es peligroso.

Ropa amplia, ligera y que transpire, pantalones cortos, camisetas de manga corta en incluso sin mangas, …

  1. Protégete del sol

Si entrenas en exterior, aparte de evitar las horas en las que el sol luce con más intensidad, usa cremas solares con un factor alto de protección alto, y usa siempre gorra.

  1. Busca lugares frescos

Al entrenar en un gimnasio, la temperatura suele estar bien controlada, pero la cosa cambia si lo haces en la calle, así que lo mejor en estos casos será que traslades tus sesiones de entreno a parques con un buen número de árboles, ya que dispones de más sombra y la sensación térmica es menor.

Para aquellos que su deporte es el running:

  1. Corre calzado, correr descalzo no hará otra cosa que erosionar la planta del pie y sobrecargarás de forma excesiva los tendones, salvo que estés acostumbrado a correr descalzo, claro está.
  2. Selecciona los tramos más horizontales posibles.
  3. Realiza entrenamientos específicos, técnica de carrera, fuerza del tren inferior, … evitando largas sesiones de carrera.
  4. Arena compacta, corre; arena suelta, anda, la arena de la playa puede ayudarte a dos cosas:

– Arena blanda, fortalecer los tobillos por la superficie irregular e inestable que ofrece, siempre y cuando no abuses de ella.

– Arena compacta, terminar la sesión de entrenamiento relajando la musculatura, caminando por ella, y mejor si vas pisando el agua.

  1. Prueba a meterte en el agua, realizar ejercicios de técnica de carrera con el agua por la cintura ayudan mejorar la técnica. También te ayudarán a ganar velocidad, fuerza y resistencia, además de restar peso a tu cuerpo por la sensación de ingravidez que ofrece el agua.

Si lo que quieres es un poco de acondicionamiento físico:

Ejercicios playeros:

– En la orilla haz push up´s hasta que venga la ola, ponte de pie y haz squats hasta que se marche el agua. Repite al menos 6 olas.

– Desde la orilla, entra en el mar saltando con los dos pies a la vez, hasta que no puedas más, y regresa corriendo. Repite 4 veces.

– Con el agua a la altura de las tibias, paralelo a la orilla, desplázate haciendo lunge hacia delante y vuelve al punto de partida con saltos en zig-zag. 4 veces.

– Con el agua a la altura de la cadera, corre haciendo skipping hacia delante y vuelve caminando. 4 veces.

Repite este circuito de ejercicios tantas veces como aguantes, y no te olvides de hidratarte correctamente.

Otros deportes para hacer en la playa:

  1. Natación

Una de las formas más sencillas que tienes de entrenar este verano es nadando, no solo hará que te refresques, sino que te aportará todas las ventajas del entrenamiento en el medio acuático. Es un deporte sencillo que puede realizar prácticamente cualquier persona, sin la pereza que nos da en invierno ya que ahora apetece de verdad.

Tan solo te en cuenta que para entrenar nadando es preciso un mínimo de técnica correcta, y cierta seguridad para evitar accidentes, sobre todo si nadas en aguas abiertas. No confíes demasiado en tus posibilidades y que sea la cautela quien te guíe.

  1. Buceo

Bucear es una de las actividades más frecuentes del verano y lo practica todo tipo de personas, aunque debes saber que se piden unos requisitos mínimos: tener al menos 14 años y saber nadar, y que se necesita una licencia para poder sumergirse en el mar, para lo que existen varios cursos que, una vez superados, la conceden. No te preocupes por el equipo, lo más sencillo es que te lo alquilen en las escuelas y clubes que se encuentran en tu zona de veraneo.

Pese a sus muchas ventajas, como aliviar el estrés, mejorar la capacidad respiratoria, tonificar los músculos o permitir un mejor control sobre el cuerpo, no está indicado para personas con problemas en oídos, cardíacos o respiratorios, ni para mujeres embarazadas.

  1. Kitesurf

Disfruta del mar volando, con una tabla y una cometa. Se considera un deporte de riesgo, por lo que es muy recomendable aprender a hacer kitesurf asistiendo a un curso de instrucción que pueden realizar personas de todas las edades, incluso los niños.

Si lo que buscas es liberar adrenalina este es tu deporte, aunque no está recomendado para personas con problemas respiratorios o cardiovasculares, que tienen lesiones recurrentes, diabéticos o personas que no sepan nadar.

  1. Piragüismo

Ya sea en un río, o en la playa, es indescriptible la sensación de paz y relajación que experimenta el cuerpo cuando se desliza por el agua. Además, los movimientos con la pala ejercitan los brazos, los hombros, la espalda y los abdominales, por lo que resulta un trabajo bastante completo.

Es recomendable estar un poco en forma antes de practicarlo, pero una vez adquiridas las primeras nociones sobre seguridad y de remo se convierte en una actividad muy divertida y motivante.

  1. Senderismo

No todo va a ser agua y más agua, también hay deportes que podemos practicar en seco, este es uno de los más beneficiosos bajo mi punto de vista. Como ya he dicho en otras ocasiones caminar es el deporte más completo y más sencillo que se puede realizar, y el senderismo no es otra cosa que caminar, pudiendo ser una forma alternativa de contemplar la naturaleza al mismo tiempo que el cuerpo está en entrenando.

Eso sí, al ser verano, es recomendable caminar en las primeras horas de la mañana o en las últimas horas de la tarde e incluso por la noche para evitar las altas temperaturas.

  1. Vóley-playa

La arena también ofrece posibilidades para hacer deporte, y por eso muchas de las playas cuentan con redes para practicar este deporte, tan solo tendrás que poner el balón. Trabajo muscular, cardiovascular, de concentración y equipo, apto para todos los públicos, se recomienda tener unas nociones previas de vóley, aunque si de lo que se trata es de pasar un rato divertido, tan solo tienes que pasar la pelota al otro campo sin que caiga en el tuyo.

Felices agujetas!!

Alberto Lázaro, personal trainer manager.

ORGULLOSOS DE NUESTROS SERVICIOS DE FISIOTERAPIA

Días como este se merecen un Post. Trabajo, sacrificio, esfuerzo, superación, todo tiene su reconocimiento. Y es que nuestra mayor recompensa es que nuestros servicios sean una experiencia única e inolvidable para ti.

Hemos recibido un agradable comentario de parte de Mónica Santamaría Herrero acerca de nuestro fisioterapeuta Umaed Joseph. Debemos decirte María, que valoramos enormemente tus opiniones sobre la calidad del servicio y te agradecemos tu comentario. Gracias por confiar en un equipo que no solo centra en ofrecer la mejor calidad y profesionalidad, sino que se esfuerza por trasmitir nuestra filosofía y valores.

Aquí os dejamos en comentario integro.

Con Umaed tuve la impresión desde un primer momento de “estar en muy buenas manos”, lo que después

corroboré a lo largo de un tratamiento de un esguince de tobillo y otro posterior por dolores y tensiones en la espalda, que se mantuvo durante varios meses.

        Resalto el cuidado y el respeto con que trata, el profundo conocimiento y manejo del cuerpo que tiene, y fundamentalmente el sentir que detrás del profesional hay una persona, que también considera como tal a quien recibe el tratamiento. Que detrás de los dolores hay unos hábitos, unas posturas, unas circunstancias y sobre todo la vida de una persona.  Esto marca una diferencia.

       En cada sesión aprendía algo que me resultaba muy interesante y bastante novedoso, y me llevaba asuntos para pensar.

   Me hizo tomar conciencia de algunos aspectos, a entender más y mejor cómo se entrelaza el cuerpo con lo que nos acontece, con lo que sentimos, pensamos y hacemos. A aprender más de mi propio cuerpo, y a escucharlo mejor. A comprometerme con mi propia salud, y a tomar las decisiones pertinentes al respecto, que no siempre fueron fáciles. El tratamiento me ayudó a poder relajar las partes más tensas de mí, y a que afloraran sentimientos más esperanzadores y pensamientos más luminosos, que me podían ayudar mejor a afrontar lo que estaba viviendo.

        Quedo muy contenta y agradecida por todo ello.”

Mónica Santamaría Herrero

Julio 2017

Nutrición Madrid: 7 claves para disfrutar un día de playa

photo credit: vgm8383 Picnic Islet via photopin (license)

Julio, calor, sol y el Despacito” de Luis Fonsi hasta en la sopa. Lo tenemos todo para saber que la temporada de playa ya está aquí. Pero, ¿sabes preparar bien una jornada playera? Yo os voy a ayudar a organizaros con las siguientes 7 claves para disfrutar de un día de playa, que harán que vuestros bañitos sepan aún mejor:

  • ¿Qué bebo?

La respuesta es la a, a de agua. Es la única bebida que nos hidrata realmente, y la que necesita tu organismo. Piensa que las altas temperaturas soportadas de forma constante aumentarán la pérdida hídrica, por lo que bebe agua cada hora y no esperes a tener sed. Tener sed es un indicador de que ya te encuentras deshidratado.

Aparte de agua, puedes dejar preparado la noche anterior cubitos de hielo con trocitos de fruta. De esta forma al añadirlos a un recipiente con agua y deshacerse, dan sabor. Otra opción es que utilices té, jugo de limón exprimido y hierbas como la menta o la hierbabuena, para elaborar un “mojito saludable”.

  • ¿Qué como?

Alimentos frescos, ricos en agua, como frutas y verduras son la mejor elección. ¿Los motivos? Aportan un extra de hidratación y son más apetecibles ya que al tomarse en frío gustan más. Los puedes combinar con legumbres o pasta integral, de forma que el plato sea más nutritivo y aporte mayor sensación de saciedad.

¿Qué opinas de esta idea: ensalada de macarrones integrales con canónigos, tomate cherry, aceitunas negras, pepino, zanahoria y topping de nueces con un chorrito de aceite de oliva virgen extra?

  • ¿Y entre horas?

¿Dulce o salado? Varias frutas distintas, cortadas previamente y con un poquito de canela por encima es mi propuesta dulce. Para la opción salada, puedes cortar bastoncitos de zanahoria, pepino y apio; serán los “cubiertos” para degustar un rico humus de garbanzos. También lo puedes hacer de remolacha, que por si no lo habéis probado, es espectacular.

Por último la opción fácil y rápida, frutas que se puedan comer con piel o un puñado de frutos secos sin tostar ni salar.

  • ¿Cómo lo preparo?

Estas opciones que te planteo requieren el uso de recipientes que cierren herméticamente, y a poder ser, de vidrio o materiales plásticos adecuados (los que son válidos para microondas). El motivo es que algunos plásticos presentan componentes perjudiciales para la salud que pueden migrar al alimento que contienen debido al calor. Esto debe aplicarse también a los recipientes donde lleves la bebida.

No mezcles en un mismo recipiente alimentos cocinados y alimentos en crudo, ni añadas los aliños a las ensaladas hasta el momento de su consumo. Además, los alimentos que se consumen en crudo deben haber sido correctamente lavados con agua (o lejía alimentaria).

  • ¿Cómo lo llevo?

No debes romper la cadena del frío. Asegúrate que la nevera que vas a usar para el transporte de tus alimentos está limpia, igual que los acumuladores de hielo, y deja ésta bajo la sombrilla. Tan importante es lavar como secar, hazlo con un paño que también esté limpio.

  • ¿Cuál es el mito del verano?

El mito del verano sin duda es “no bañarse hasta dos horas después de comer, para hacer la digestión”. Es el preferido de los padres y el más odiado por los niños, que no ven correr las agujas del reloj.

Pues tranquilos que no es real, lo verdaderamente importante es no provocar un cambio brusco de temperatura. Es decir, humedecerse previamente en la orilla diferentes zonas corporales y entrar poco a poco al mar, así nuestra temperatura corporal varía de forma adecuada. El choque térmico puede aparecer tanto si hemos comido o no, pero es cierto que una comida copiosa puede hacer que nuestro cuerpo presente una temperatura mayor.

  • ¿Qué más debes tener en cuenta?

Prepara tu piel para la exposición solar. No esperes a la playa para echarte crema, ya que desde que sales  a la calle los rayos UVA pueden incidir negativamente sobre tu piel. Y aplícatela varias veces a lo largo del día. Además, por usar una crema de alta protección no vas a ponerte menos moreno, si no que tu piel presentará una mayor protección.

También debes proteger labios y ojos. Aplícate un bálsamo de labios hidratante y protector  y evitarás posibles quemaduras, igual que debes usar gafas de sol cuyas lentes estén polarizadas. Por último, hazte con un sombrero o gorra si vas a pasar muchas horas al sol.

Dicho todo esto, solo queda añadir que disfrutéis muchísimo de las vacaciones, y que volváis con las pilas cargadas a tope.

¡Feliz verano!

Nuria Prieto, nutricionista en Benefits Body Mind.

Entrenamiento personal en verano: fit en pareja

Programa tus ejercicios de entrenamiento personal en verano

5 días lleva el verano con nosotros y estamos pensando en que lo pases muy, pero que muy en forma. Para tu entrenamiento personal en verano, hoy os proponemos una rutina diferente, en la que tendrás que entrenar con otra persona, ya sea tu pareja, un amigo,… quien quieras, la idea como os decimos es que estéis muy fit en pareja este verano.

Lo primero el vídeo de los ejercicios:

Ahora la descripción de cómo hacer lo ejercicios para organizar tu entrenamiento personal en verano:

Sentadilla + flexión

En primer lugar, en este ejercicio vamos a jugar papeles diferentes. Nuestra pareja se va a poner en plancha con los brazos extendidos y nosotros la vamos a coger de las piernas para ponernos su empeine sobre nuestro hombro. Con cuidado nos incorporaremos de tal forma que nuestra pareja se quede prácticamente haciendo el pino, ella realizara flexiones y nosotros sentadillas. Empezar despacio hasta cogerle ritmo, es importante controlar la posición del cuerpo para que no sufran las rodillas ni la espalda y controlar a nuestra pareja para que no le caiga la cadera.

Sentadilla espalda con espalda

Espalda con espalda vamos a entrelazar los brazos de forma que compacten bien las espaldas para facilitarnos el ejercicio. Despacio e intentando llevar el mismo ritmo realizaremos sentadillas. Es importante coordinarse con el compañero y controlar la posición de los pies y las rodillas.

Flexiones+ toque manos

Ahora vamos a realizar flexiones y choque de manos. Comenzaremos con una flexión intentado bajar hasta abajo, si no podemos realizar un buen rango de movimiento podemos hacer el ejercicio con rodillas apoyadas. Cuando subimos tocamos con la mano contraria del compañero y realizamos otra flexión, así sucesivamente. Debemos controlar la posición del cuerpo, es importante que baje en bloque.

Plancha +remo

En este ejercicio comenzaremos en plancha, con la cabeza enfrente de la pareja, nos agarraremos de la mano contraria y realizaremos remo por turnos. Cundo este tirando nuestra pareja nosotros aplicaremos la resistencia y graduaremos la intensidad. Con el rango completado se cambiarán los roles, intenta apretarle en las ultimas repeticiones. Es importante también controlar el resto del cuerpo, que no caiga la cadera y no sufran los hombros.

Saltos

Ahora toca hacer un ejercicio aeróbico de saltos. Uno de los dos se colocará con las piernas flexionadas y el cuerpo inclinado hacia delante de forma que haga de apoyo para la otra persona. El ejercicio consistirá en saltar por encima de nuestro compañero sin tirarle.

Prensa +flexión

En este ejercicio uno va a estar tumbado con la espalda completamente apoyada, sin que se arque y las piernas extendidas, el otro estará de pie inclinado hacia el compañero con los brazos extendidos sobre sus pies. El de abajo flexionara las piernas controlando la bajada de la pareja que de forma coordinada flexionara los brazos también. Cuando extiende del de abajo él de arriba lo hace de la misma manera. Si no quieres hacerte daño empiezas despacio y controla con tu pareja la intensidad del ejercicio.

Crunch invertido

En este ejercicio solo trabaja uno y el otro controlara la intensidad del ejercicio. Uno va a comenzar tumbado en el suelo con los brazos extendidos hacia atrás y las manos agarras a los tobillos del otro. Desde esa posición realizaremos elevaciones de piernas y nuestra pareja nos volverá a lanzar las piernas hacia abajo. Es importante controlar la fuerza con la que lo hacemos ya que podemos hacer daño a nuestra pareja.

Crunch

Vamos a comenzar este ejercicio tumbados con las piernas flexionas, entrelazadas con el compañero para facilitarnos el ejercicio y realizaremos encogimientos chocando con la pareja arriba. Procurar no realizar tirones y que el trabajo provenga del abdomen.

Desde Benefits Body Mind, esperamos que os hayan gustado los ejercicios que os hemos propuesto y así puedas planificarte tu entrenamiento personal en verano, si quieres más solo tienes que pasar a visitarnos:

Benefits Gym, Avda. General Perón, 25, Madrid

Benefits Studio, C/ Marqués de Viana, 67, Madrid

Manuel Llorente, entrenador personal.

Nutrición Madrid: Benefits es por y para vosotros

Os lo habéis ganado; la palabra GRACIAS en mayúsculas. Desde el departamento de Nutrición, este post en el blog de Benefits es por y para vosotros. Mi objetivo es agradeceros vuestra dedicación, esfuerzo y motivación a la hora de cambiar vuestros hábitos alimentarios, de mejorar día a día y cómo no, de hacer mi trabajo posible. Cualquier profesional, ya sea un nutricionista, un entrenador o un abogado, necesita personas que depositen su confianza en ellos, así que queridos alumnos, aquí van mis notas de fin de curso y los créditos finales de la película que narra vuestro paso por Nutrición.

Soléis llegar en Septiembre, con pocas fuerzas y menos forma física aún, paladeando aún la buena vida que os disteis con gusto durante las vacaciones, y pensando en las agujetas que os va a dejar vuestro entrenador cuando os “pille”. Pero eso no es nada comparado con el pavor que le tenéis a la InBody, o “máquina del demonio” como llamáis cariñosamente a la báscula (pobrecita ella, qué injustos sois). El primer GRACIAS es para los que, a pesar de ese miedo irracional, venís con una sonrisa al despacho y os atrevéis a retar el resultado que salga, porque lo mejoraréis mes a mes.

El primer trimestre tiene dos posibles; si os habéis empezado a esforzar antes de los consagrados puentes, siempre conseguís grandes avances; si no, los empalmáis con las Navidades y hasta Enero no os ponéis las pilas. El segundo GRACIAS es para los que quieren mejorar incluso cuando el calendario no ayuda, los que  tras el puente de Diciembre deciden que es un momento tan bueno como otro cualquiera. Y además, lo consiguen. Esa motivación sin límite nunca dejará que flaqueéis, de verdad.

Al llegar el segundo trimestre, tras el turrón y los polvorones, cogéis carrerilla y no hay quien os pare. Así hasta Semana Santa y los puentes de Mayo, ¡qué sociales somos y cuántos planes tenemos! Pero lo tenéis claro, un solo fin de semana no va a echar el trabajo de meses por la borda, porque vosotros no estáis a dieta sino que sabéis comer. Y lo decís orgullosos: “¡a mí me han enseñado a comer!” El tercer GRACIAS va para todos aquellos que hacéis ese tipo de afirmaciones, para los que saben expresar qué han aprendido y lo valoran tanto.

Tercer trimestre…recta final para algunos, una época más para otros. GRACIAS a los que siguen buscando sus objetivos, poniéndose metas cada vez más lejanas, a lo que me proponéis retos cada vez más ambiciosos; me hacéis crecer día a día como profesional en el campo de la Nutrición y la Dietética.

GRACIAS por encontrar en vosotros mismos (con la ayuda de vuestros entrenadores, qué grandes son ¿eh?) la motivación para mejorar en cada medición. Seguid así y recordad que en Julio también os espero J

Fdo: Nuria Prieto, una nutricionista orgullosa de vuestros logros.

¡Feliz Verano!

Rutina de GAP en casa, entrenamiento para Glúteos, Abdomen y Pierna usando un sofá

Hola, hoy os queremos proponer una rutina de entrenamiento muy sencilla, pero no por ello menos eficaz. Se trata de una rutina de entrenameinto para glúteos, abdomen y pierna usando un sofá, verás que pueden serrvir para algo más que sentarse o echar la siesta.

En esta rutina de entrenamiento nos vamos a centrar en estos grupos musculares, pero no nos pierdas de vista que dentro de muy poco propondremos otras rutinas, con materiales muy de “andar por casa” para el resto de grupos musculares.

Ahora vamos con la rutina de entrenamiento en cuestión, primero la rutina en vídeo:

¿Cuántas veces lo tienes que hacer?

Ahora una breve descripción de los ejercicios de esta rutina de entrenamiento:

Sentadillas + rebotes: squat bajando a apoyar los glúteos en el asiento y brazos al frente. Primero apoyo una vez, luego dos, luego tres… y así sucesivamente. Cuidado con las rodillas, la cadera y el peso tienen que ir hacia detrás no hacia las rodillas.

Lunge búlgaro: con un pie apoyado en el sofá a cierta altura y el otro apoyado en el suelo enfrente. Bajo hacia debajo formando con mis caderas y mis rodillas angulos siempre de 90º. Cuidado con las rodillas, debes intentar que miren hacia delante todo el ejercicio.

Crunch: con los pies encima del sofá, la espalda apoyada en el suelo y tus rodillas en 90º, haz encogimientos hacia delante trabajando con abdomen. Intenta inhalar cuando tu espalda está apoyada en el suelo y exhalar cuando subes a hacer el crunch. Cuidado con cuello, para dejarlo descansar apoya la cabeza sobre tus manos.

Planchas con toques: con manos en el suelo y pies en el sofá, en posición de plancha, ve a dar pequeños toques en el sofá con las punteras. Cuidado con tu cadera, intenta que no esté ni muy abajo ni muy arriba. Debe estar un poco más arriba de la línea intermedia.

Extensión de cadera: colócate con la zona del apoya-brazos del sofá en tu cadera, apoya el peso sobre los brazos hacia delante y extiende tus caderas hacia detrás. Cuidado con la zona lumbar, no subás más de lo que trabajan tus glúteos si no forzarás tu zona lumbar.

Bridge: con tus pies apoyados sobre el sofá y tu espalda en el suelo, sube cadera arriba hasta llegar a la alineación de tu cuerpo. Si quieres complicar el ejercicio, puedes subir brazos y así obtendrás mas inestabilidad.

Ahora solo nos queda desearos unas felices agujetas!!

Marta del Río, entrenadora en Benefits Gym

 

Benefits Studio Viana, 6º aniversario de nuestro primer centro de entrenamiento personal en Madrid

Siempre por estas fechas, cuando se acerca el aniversario de nuestro primer centro de entrenamiento personal en Madrid, nos llegan los recuerdos del camino que llevamos recorrido hasta el día de hoy. Todas aquellas personas que, desde que empezamos a imaginar este proyecto en 2009 y comenzó en 2011 a ser el centro que es hoy, nos han mostrado su apoyo o que en algún momento nos han acompañado a lo largo de estos años.

No todo el mundo puede decir que alcanza su sexto año en un sector en el que vemos como las modas vienen y van. Sin embargo, nuestro método de trabajo personalizado te ofrece un equipo de profesionales, entrenadores personales, nutricionista y fisioterapeuta, que trabajan contigo cada día ofreciéndote las últimas tendencias en el mundo del fitness para que alcances tus objetivos de una manera saludable, segura y divertida. Y siempre será así.

¿Qué mejor manera, por tanto, que celebrar nuestro aniversario que con un auténtico “Run & Tapas”?

Si no pudiste asistir, déjanos que te contemos fue.

Quienes sí que pudieron acompañarnos para celebrar el aniversario pudieron disfrutar de un poco de ejercicio en equipo al aire  libre,  y de una merecida recompensa al final del recorrido. No había competición, era una jornada festiva en el que los entrenadores personales y los clientes corríamos juntos entre risas y bromas. Así transcurrió la primera parte, la del “Run”, en el que con una ligera carrera disfrutamos de unos pocos kilómetros, pasando por el parque Rodríguez Sahagún, subiendo hasta Plaza Castilla, bajando el Paseo de la Castellana hasta Cuzco. Allí, para completar un buen entrenamiento seguimos con un circuito de tonificación de todo el cuerpo.

Al llegar, ya de vuelta al Studio, teníamos esperando un buen barril de cerveza (zumo de cebada que somos gente sana) para brindar por otro año más juntos y algún picoteo siempre supervisado por Nuria, la nutricionista del centro. Ésta era la forma perfecta de dar las gracias a todos los que vinieron a participar.

Un momento de reunión entre clientes y entrenadores personales donde conocer mejor nuestras otras aficiones e intereses. Aprovechando para hacer un brindis los años que llevamos y por los que quedan aún por llegar. Así que sólo nos queda decir ¡gracias y nos vemos el año que viene otra vez!

Aceite de palma: en busca y captura

Es el nuevo diablo de la Industria Alimentaria; buscamos en cada etiqueta la presencia del aceite de palma y evitamos la compra del producto si lo contiene.

Las keywords  “aceite de palma”, “palmiste”, o incluso “aceites vegetales”, sin especificar cuáles en un etiquetado nutricional, desatan nuestra mayor animadversión hacia el paquetito que tenemos en la mano, depositándolo de nuevo en el estante del súper del cual no debería haberse movido jamás (no me parece mal, pero seguid leyendo, la historia tiene miga).

Acto seguido, leemos la etiqueta del producto situado a la derecha, a la izquierda, detrás, etc. Todo un baile de búsqueda infructuosa para… encontrar un ultraprocesado hipercalórico y nutricionalmente inadecuado que satisfaga la necesidad de bollería industrial o snacks salados (hambre, ansiedad o gula, cualquier motivo justifica ese “capricho”).

Efectivamente, el quid de la cuestión es que el aceite de palma se encuentra en productos alimentarios, ¡no en alimentos! Tanto volverse locos leyendo etiquetas, cuando los mejores alimentos en cuanto a composición nutricional se refiere, ni siquiera la llevan. Frutas, verduras, legumbres, pescados, huevos y un largo etcétera de alimentos libres de la presencia del indeseable aceite de palma.  Pero es que os añado otra gran noticia, tampoco incluyen en su composición otros ingredientes “castigados” como jarabes de azúcares o grasas trans.

No os culpo, muchos medios de comunicación no “comunican” nada bien las noticias. Dan la voz de alarma de tal forma que se pierde el foco del problema en cuestión. Si no se compra este tipo de procesados, disminuirá la presencia del aceite de palma (cuya producción  influye de una forma muy negativa en el planeta) en nuestra despensa. Así de fácil.

Si queréis conocer un poco más la problemática del aceite de palma, os expongo a continuación un pequeño  resumen. ¡Atentos!

  • ¿Qué es?

El aceite de palma proviene de los frutos de una planta llamada palma africana (Elaeis guineensis) producida mayoritariamente en los bosques tropicales de Indonesia y Malasia.

  • ¿Cuáles son sus utilidades?

Surge en la Industria Alimentaria como alternativa a las nocivas grasas hidrogenadas, en productos precocinados, snacks, aperitivos, coberturas de pasteles o bollería. Además se utiliza para fabricar cosméticos, productos de limpieza y velas.

  • ¿Qué ventajas presenta para ser tan utilizado?

Es sólido a temperatura ambiente, se enrancia menos y presenta una textura untuosa; caracteres muy válidos para productos de pastelería. Además es versátil, su producción es más económica y resulta más rentable que otros aceites como el de coco.

  • ¿Y dónde está el problema? Porque obviamente existe…

A nivel de salud, su composición es en un 50% ácidos grasos saturados, y éstos son los conocidos como “ácidos grasos malos” ya que favorecen la aparición de factores  desencadenantes de enfermedades cardiovasculares.

A nivel ambiental, su producción ha causado la deforestación de bosques, con la consecuente causa de peligro de extinción a especies animales que habitaban esas zonas (un ejemplo es el orangután) y un aumento de la contaminación, ya que esos bosques se encargaban de la eliminación del dióxido de carbono producido, por lo que aumenta el conocido “efecto invernadero” del planeta.

Por todo esto, no sé hasta qué punto se puede decir que la producción de este aceite es “rentable”. Señores de la Industria Alimentaria, estúdienlo bien.

Lo que sí puedo deciros es que su consumo no es recomendable, y que evitando los procesados y utilizando otros aceites para cocinar o aliñar, como el aceite de oliva, el “nuevo demonio” del marketing alimentario no os afectará.

A todo esto, ¿hoy habéis realizado actividad física? ¡Vuestros entrenadores os esperan en Benefits dando “palmas”! 😉

Nuria Prieto, nutricionista en Benefits Body Mind

EMPIEZA YA TÚ OPERACIÓN BIKINI

Operaciónb bikini

photo credit: mgleiss 060610_0601_800 via photopin (license)

¡Por fin se acerca el verano! Parecía que no iba a llegar nunca ¿verdad? Atrás quedaron esos fríos y lluviosos días de invierno. ¡Ahora toca disfrutar del calorcito! Pero…¿has estado preparándote físicamente todo este tiempo para el verano? Desde Benefits te animamos a que empieces tu operación bikini desde este mismo momento. No te preocupes si no has podido ir al gym, todo lo que hubieras querido, o si todavía te falta un poquitín para lucir palmito, cual rey el mambo.

Es muy importante que no te pongas nervioso y empieces a entrenar como nunca lo hiciste en tu vida. O por el contrario, tires la toalla y no hagas absolutamente nada.

Si aún te queda algo que te gustaría mejorar, no cambies tu rutina de golpe y te centres en esa parte o partes que quieres mejorar. Busca o pregúntanos como puedes integrar diferentes formas de trabajo específico en tu programa de entrenamiento. No descartes tampoco un entrenamiento funcional o ejercicios en los que trabajes de forma combinada.

¡RECUERDA!

Trabajo de grupo/grupos musculares que quieres mejorar de cara al verano + otros grupos musculares = AHORRO DE TIEMPO Y OPTIMIZACIÓN DE TU ENTRENAMIENTO.

Por otro lado, si piensas que la operación bikini se te va a hacer un poquito cuesta arriba, no te desesperes y ¡EMPIEZA YA!

Lo bueno del deporte es que no se toma vacaciones. No pasa nada si continúas tu entrenamiento en verano. Lo más importante es que no te excedas en tus entrenamientos y modifiques drásticamente tu programa de ejercicio. Controla o cambia a una dieta específica para ti; adapta nuevos ejercicios o sesiones de entrenamiento alternativos; confía en tus posibilidades y en tu esfuerzo; y sobretodo, conviértete en la perfección de la imperfección.

Aunque nos intenten convencer cada día que existe la posibilidad de ser perfectos. No te engañes, el ser humano no lo es. Acepta como eres, trabaja para lograr tu máximo rendimiento, entrena de forma inteligente para conseguir tus objetivos y “tú cuerpo perfecto”, y siéntete lleno de vida y orgulloso de ti mismo.

Eduardo Jiménez, personal trainer

Nutrición Madrid: La mentira de los 0,0

Es pasar la Semana Santa y notar la presión del verano que se acerca; de cómo la grasa campa libremente por el abdomen (dicho de un modo light) gracias a todos tus fines de semana descontrolados en los que había de todo salvo cerveza 0,0%. ¡Mierda! (Con perdón, pero sabéis que es el pensamiento habitual).

Después comienza la bomba de ideas en nuestro cerebro con soluciones tipo “voy al kiosko, me compro la revista que anuncie una dieta que asegure el milagro y la realizan muchas celebrities del momento. (¡Já!)”. Otra mejor; “estamos en el siglo XXI, Google tiene que darme la solución” (si pones la palabra “dieta” en el buscador, el primer resultado es la página web de Pierre Dukan, médico francés especializado en neurología y que decidió cambiar su especialidad por la de nutrición y dietética, proponiendo un método irresponsable y con graves consecuencias sobre la salud de las personas que lo realizaban a largo plazo, hecho que causó su baja del Colegio de Médicos francés. Total, que es una gran opción, otro ¡já!)”. Vamos a por la tercera; “mi vecino me dijo que su cuñada estaba haciendo una dieta que eliminaba todas las toxinas  del cuerpo a base de unos batidos verdes algo rarunos, que le iban súper bien porque estaba adelgazando a la velocidad de la luz (ejem…)”.

Por fin accionas la neurona clave y el plan D (de definitivo, porque a la cuarta va la vencida) toma forma; “me voy al súper, compro todos los productos con envoltorios rosas que vea en la sección de embutidos, busco todas las salsas, patatas fritas y quesos light y cualquier producto que ponga en su envoltorio 0,0%, que no sé muy bien si es 0,0% alcohol, grasa o azúcar, pero que si lo pone será que es más sano y punto”, (para qué vais a ir al Nutri, que eso cuesta dinero y os va a poner lechuga todos los días y no os va a enseñar a comer. Última ironía, lo prometo…).

Lo primero que debéis saber es que los mejores alimentos no llevan ningún tipo de envase, si no que se encuentran en las cestas más verdes del “súper” y al alcance de vuestra mano.

Que hayan disminuido ligeramente el contenido en materia grasa de un queso cheddar etiquetado como light o los azúcares añadidos de un zumo de naranja envasado en brick, no lo convierte en saludable, pero el marketing industrial no perdona una y se inventa las mejores frases escritas en letras llamativas para que caigamos en ese error. Si tu alimentación continúa a base de los mismos ingredientes que antes, pero etiquetados en color “rosa”, no significa que vayas a comer bien o que vayas a bajar de peso por tomar leche desnatada 0,0% en lugar de la desnatada que tomabas antes (sólo hay un 0,1% de diferencia entre una y otra, para que lo sepáis).

Efectivamente, debemos proveer nuestra nevera de frutas, verduras y hortalizas frescas, por su aporte vitamínico y mineral imprescindible, y que además, presentan un contenido calórico muy bajo. Son alimentos perfectos para alimentarnos, nutrirnos y fomentar los objetivos de pérdida de grasa.

Por otro lado, las fuentes de proteína saludable (mejor sin envase, “más mercado y menos supermercado”), deben ocupar otra balda en la nevera: carnes magras (pollo, pavo, conejo y una ración semanal de carne roja, que no la crucificó la OMS), pescados blancos y azules, huevos, lácteos naturales sin azucarar y legumbres variadas.

Además, los granos integrales deben proveernos la energía a partir de los carbohidratos, ya que su contenido en fibra y micronutrientes, y la ausencia de azúcares indeseables, hacen que tengan una composición adecuada. En tu despensa puede haber cereales integrales (arroz, avena, espelta, centeno, trigo, quinoa, etc) y pan que también presente el grano entero en su elaboración, en lugar de harinas refinadas.

Por último, grasas saludables (sí, he dicho grasas). Aceite de oliva virgen extra, aguacate (es una fruta, pero por su contenido en grasa la incluyo en este grupo), frutos secos al natural (ni tostados ni salados ni el “mix” que venden en el chino de la esquina) y semillas (lino o calabaza por ejemplo). Este grupo debe estar presente siempre en ligeras cantidades, ya que su aporte calórico es mayor, pero no por ello deja de ser necesario.

No podemos olvidar qué bebidas elegimos. Te propongo AGUA. Y lo pongo en mayúsculas porque se olvida su existencia. Llenar tu nevera de productos “zero” sólo va a fomentar la apetencia por alimentos dulces, ya que su contenido en edulcorantes y el alto poder endulzante de éstos, provoca que nuestro paladar se acostumbre a esos sabores y aumente la demanda del mismo (bollería por ejemplo). Hablo tanto de refrescos como de zumos, que no son más que agua con azúcar (la etiqueta 0,0% significa que no añaden más azúcares, no que no los contenga per sé).

¡La vida puede ser de color rosa pero deja que los alimentos que la ocupen sean de todos los colores!

Nuria Prieto, nutricionista en Benefits Body Mind