Nutrición Madrid: Benefits es por y para vosotros

Os lo habéis ganado; la palabra GRACIAS en mayúsculas. Desde el departamento de Nutrición, este post en el blog de Benefits es por y para vosotros. Mi objetivo es agradeceros vuestra dedicación, esfuerzo y motivación a la hora de cambiar vuestros hábitos alimentarios, de mejorar día a día y cómo no, de hacer mi trabajo posible. Cualquier profesional, ya sea un nutricionista, un entrenador o un abogado, necesita personas que depositen su confianza en ellos, así que queridos alumnos, aquí van mis notas de fin de curso y los créditos finales de la película que narra vuestro paso por Nutrición.

Soléis llegar en Septiembre, con pocas fuerzas y menos forma física aún, paladeando aún la buena vida que os disteis con gusto durante las vacaciones, y pensando en las agujetas que os va a dejar vuestro entrenador cuando os “pille”. Pero eso no es nada comparado con el pavor que le tenéis a la InBody, o “máquina del demonio” como llamáis cariñosamente a la báscula (pobrecita ella, qué injustos sois). El primer GRACIAS es para los que, a pesar de ese miedo irracional, venís con una sonrisa al despacho y os atrevéis a retar el resultado que salga, porque lo mejoraréis mes a mes.

El primer trimestre tiene dos posibles; si os habéis empezado a esforzar antes de los consagrados puentes, siempre conseguís grandes avances; si no, los empalmáis con las Navidades y hasta Enero no os ponéis las pilas. El segundo GRACIAS es para los que quieren mejorar incluso cuando el calendario no ayuda, los que  tras el puente de Diciembre deciden que es un momento tan bueno como otro cualquiera. Y además, lo consiguen. Esa motivación sin límite nunca dejará que flaqueéis, de verdad.

Al llegar el segundo trimestre, tras el turrón y los polvorones, cogéis carrerilla y no hay quien os pare. Así hasta Semana Santa y los puentes de Mayo, ¡qué sociales somos y cuántos planes tenemos! Pero lo tenéis claro, un solo fin de semana no va a echar el trabajo de meses por la borda, porque vosotros no estáis a dieta sino que sabéis comer. Y lo decís orgullosos: “¡a mí me han enseñado a comer!” El tercer GRACIAS va para todos aquellos que hacéis ese tipo de afirmaciones, para los que saben expresar qué han aprendido y lo valoran tanto.

Tercer trimestre…recta final para algunos, una época más para otros. GRACIAS a los que siguen buscando sus objetivos, poniéndose metas cada vez más lejanas, a lo que me proponéis retos cada vez más ambiciosos; me hacéis crecer día a día como profesional en el campo de la Nutrición y la Dietética.

GRACIAS por encontrar en vosotros mismos (con la ayuda de vuestros entrenadores, qué grandes son ¿eh?) la motivación para mejorar en cada medición. Seguid así y recordad que en Julio también os espero J

Fdo: Nuria Prieto, una nutricionista orgullosa de vuestros logros.

¡Feliz Verano!

Rutina de GAP en casa, entrenamiento para Glúteos, Abdomen y Pierna usando un sofá

Hola, hoy os queremos proponer una rutina de entrenamiento muy sencilla, pero no por ello menos eficaz. Se trata de una rutina de entrenameinto para glúteos, abdomen y pierna usando un sofá, verás que pueden serrvir para algo más que sentarse o echar la siesta.

En esta rutina de entrenamiento nos vamos a centrar en estos grupos musculares, pero no nos pierdas de vista que dentro de muy poco propondremos otras rutinas, con materiales muy de “andar por casa” para el resto de grupos musculares.

Ahora vamos con la rutina de entrenamiento en cuestión, primero la rutina en vídeo:

¿Cuántas veces lo tienes que hacer?

Ahora una breve descripción de los ejercicios de esta rutina de entrenamiento:

Sentadillas + rebotes: squat bajando a apoyar los glúteos en el asiento y brazos al frente. Primero apoyo una vez, luego dos, luego tres… y así sucesivamente. Cuidado con las rodillas, la cadera y el peso tienen que ir hacia detrás no hacia las rodillas.

Lunge búlgaro: con un pie apoyado en el sofá a cierta altura y el otro apoyado en el suelo enfrente. Bajo hacia debajo formando con mis caderas y mis rodillas angulos siempre de 90º. Cuidado con las rodillas, debes intentar que miren hacia delante todo el ejercicio.

Crunch: con los pies encima del sofá, la espalda apoyada en el suelo y tus rodillas en 90º, haz encogimientos hacia delante trabajando con abdomen. Intenta inhalar cuando tu espalda está apoyada en el suelo y exhalar cuando subes a hacer el crunch. Cuidado con cuello, para dejarlo descansar apoya la cabeza sobre tus manos.

Planchas con toques: con manos en el suelo y pies en el sofá, en posición de plancha, ve a dar pequeños toques en el sofá con las punteras. Cuidado con tu cadera, intenta que no esté ni muy abajo ni muy arriba. Debe estar un poco más arriba de la línea intermedia.

Extensión de cadera: colócate con la zona del apoya-brazos del sofá en tu cadera, apoya el peso sobre los brazos hacia delante y extiende tus caderas hacia detrás. Cuidado con la zona lumbar, no subás más de lo que trabajan tus glúteos si no forzarás tu zona lumbar.

Bridge: con tus pies apoyados sobre el sofá y tu espalda en el suelo, sube cadera arriba hasta llegar a la alineación de tu cuerpo. Si quieres complicar el ejercicio, puedes subir brazos y así obtendrás mas inestabilidad.

Ahora solo nos queda desearos unas felices agujetas!!

Marta del Río, entrenadora en Benefits Gym

 

Benefits Studio Viana, 6º aniversario de nuestro primer centro de entrenamiento personal en Madrid

Siempre por estas fechas, cuando se acerca el aniversario de nuestro primer centro de entrenamiento personal en Madrid, nos llegan los recuerdos del camino que llevamos recorrido hasta el día de hoy. Todas aquellas personas que, desde que empezamos a imaginar este proyecto en 2009 y comenzó en 2011 a ser el centro que es hoy, nos han mostrado su apoyo o que en algún momento nos han acompañado a lo largo de estos años.

No todo el mundo puede decir que alcanza su sexto año en un sector en el que vemos como las modas vienen y van. Sin embargo, nuestro método de trabajo personalizado te ofrece un equipo de profesionales, entrenadores personales, nutricionista y fisioterapeuta, que trabajan contigo cada día ofreciéndote las últimas tendencias en el mundo del fitness para que alcances tus objetivos de una manera saludable, segura y divertida. Y siempre será así.

¿Qué mejor manera, por tanto, que celebrar nuestro aniversario que con un auténtico “Run & Tapas”?

Si no pudiste asistir, déjanos que te contemos fue.

Quienes sí que pudieron acompañarnos para celebrar el aniversario pudieron disfrutar de un poco de ejercicio en equipo al aire  libre,  y de una merecida recompensa al final del recorrido. No había competición, era una jornada festiva en el que los entrenadores personales y los clientes corríamos juntos entre risas y bromas. Así transcurrió la primera parte, la del “Run”, en el que con una ligera carrera disfrutamos de unos pocos kilómetros, pasando por el parque Rodríguez Sahagún, subiendo hasta Plaza Castilla, bajando el Paseo de la Castellana hasta Cuzco. Allí, para completar un buen entrenamiento seguimos con un circuito de tonificación de todo el cuerpo.

Al llegar, ya de vuelta al Studio, teníamos esperando un buen barril de cerveza (zumo de cebada que somos gente sana) para brindar por otro año más juntos y algún picoteo siempre supervisado por Nuria, la nutricionista del centro. Ésta era la forma perfecta de dar las gracias a todos los que vinieron a participar.

Un momento de reunión entre clientes y entrenadores personales donde conocer mejor nuestras otras aficiones e intereses. Aprovechando para hacer un brindis los años que llevamos y por los que quedan aún por llegar. Así que sólo nos queda decir ¡gracias y nos vemos el año que viene otra vez!

Aceite de palma: en busca y captura

Es el nuevo diablo de la Industria Alimentaria; buscamos en cada etiqueta la presencia del aceite de palma y evitamos la compra del producto si lo contiene.

Las keywords  “aceite de palma”, “palmiste”, o incluso “aceites vegetales”, sin especificar cuáles en un etiquetado nutricional, desatan nuestra mayor animadversión hacia el paquetito que tenemos en la mano, depositándolo de nuevo en el estante del súper del cual no debería haberse movido jamás (no me parece mal, pero seguid leyendo, la historia tiene miga).

Acto seguido, leemos la etiqueta del producto situado a la derecha, a la izquierda, detrás, etc. Todo un baile de búsqueda infructuosa para… encontrar un ultraprocesado hipercalórico y nutricionalmente inadecuado que satisfaga la necesidad de bollería industrial o snacks salados (hambre, ansiedad o gula, cualquier motivo justifica ese “capricho”).

Efectivamente, el quid de la cuestión es que el aceite de palma se encuentra en productos alimentarios, ¡no en alimentos! Tanto volverse locos leyendo etiquetas, cuando los mejores alimentos en cuanto a composición nutricional se refiere, ni siquiera la llevan. Frutas, verduras, legumbres, pescados, huevos y un largo etcétera de alimentos libres de la presencia del indeseable aceite de palma.  Pero es que os añado otra gran noticia, tampoco incluyen en su composición otros ingredientes “castigados” como jarabes de azúcares o grasas trans.

No os culpo, muchos medios de comunicación no “comunican” nada bien las noticias. Dan la voz de alarma de tal forma que se pierde el foco del problema en cuestión. Si no se compra este tipo de procesados, disminuirá la presencia del aceite de palma (cuya producción  influye de una forma muy negativa en el planeta) en nuestra despensa. Así de fácil.

Si queréis conocer un poco más la problemática del aceite de palma, os expongo a continuación un pequeño  resumen. ¡Atentos!

  • ¿Qué es?

El aceite de palma proviene de los frutos de una planta llamada palma africana (Elaeis guineensis) producida mayoritariamente en los bosques tropicales de Indonesia y Malasia.

  • ¿Cuáles son sus utilidades?

Surge en la Industria Alimentaria como alternativa a las nocivas grasas hidrogenadas, en productos precocinados, snacks, aperitivos, coberturas de pasteles o bollería. Además se utiliza para fabricar cosméticos, productos de limpieza y velas.

  • ¿Qué ventajas presenta para ser tan utilizado?

Es sólido a temperatura ambiente, se enrancia menos y presenta una textura untuosa; caracteres muy válidos para productos de pastelería. Además es versátil, su producción es más económica y resulta más rentable que otros aceites como el de coco.

  • ¿Y dónde está el problema? Porque obviamente existe…

A nivel de salud, su composición es en un 50% ácidos grasos saturados, y éstos son los conocidos como “ácidos grasos malos” ya que favorecen la aparición de factores  desencadenantes de enfermedades cardiovasculares.

A nivel ambiental, su producción ha causado la deforestación de bosques, con la consecuente causa de peligro de extinción a especies animales que habitaban esas zonas (un ejemplo es el orangután) y un aumento de la contaminación, ya que esos bosques se encargaban de la eliminación del dióxido de carbono producido, por lo que aumenta el conocido “efecto invernadero” del planeta.

Por todo esto, no sé hasta qué punto se puede decir que la producción de este aceite es “rentable”. Señores de la Industria Alimentaria, estúdienlo bien.

Lo que sí puedo deciros es que su consumo no es recomendable, y que evitando los procesados y utilizando otros aceites para cocinar o aliñar, como el aceite de oliva, el “nuevo demonio” del marketing alimentario no os afectará.

A todo esto, ¿hoy habéis realizado actividad física? ¡Vuestros entrenadores os esperan en Benefits dando “palmas”! 😉

Nuria Prieto, nutricionista en Benefits Body Mind

EMPIEZA YA TÚ OPERACIÓN BIKINI

Operaciónb bikini

photo credit: mgleiss 060610_0601_800 via photopin (license)

¡Por fin se acerca el verano! Parecía que no iba a llegar nunca ¿verdad? Atrás quedaron esos fríos y lluviosos días de invierno. ¡Ahora toca disfrutar del calorcito! Pero…¿has estado preparándote físicamente todo este tiempo para el verano? Desde Benefits te animamos a que empieces tu operación bikini desde este mismo momento. No te preocupes si no has podido ir al gym, todo lo que hubieras querido, o si todavía te falta un poquitín para lucir palmito, cual rey el mambo.

Es muy importante que no te pongas nervioso y empieces a entrenar como nunca lo hiciste en tu vida. O por el contrario, tires la toalla y no hagas absolutamente nada.

Si aún te queda algo que te gustaría mejorar, no cambies tu rutina de golpe y te centres en esa parte o partes que quieres mejorar. Busca o pregúntanos como puedes integrar diferentes formas de trabajo específico en tu programa de entrenamiento. No descartes tampoco un entrenamiento funcional o ejercicios en los que trabajes de forma combinada.

¡RECUERDA!

Trabajo de grupo/grupos musculares que quieres mejorar de cara al verano + otros grupos musculares = AHORRO DE TIEMPO Y OPTIMIZACIÓN DE TU ENTRENAMIENTO.

Por otro lado, si piensas que la operación bikini se te va a hacer un poquito cuesta arriba, no te desesperes y ¡EMPIEZA YA!

Lo bueno del deporte es que no se toma vacaciones. No pasa nada si continúas tu entrenamiento en verano. Lo más importante es que no te excedas en tus entrenamientos y modifiques drásticamente tu programa de ejercicio. Controla o cambia a una dieta específica para ti; adapta nuevos ejercicios o sesiones de entrenamiento alternativos; confía en tus posibilidades y en tu esfuerzo; y sobretodo, conviértete en la perfección de la imperfección.

Aunque nos intenten convencer cada día que existe la posibilidad de ser perfectos. No te engañes, el ser humano no lo es. Acepta como eres, trabaja para lograr tu máximo rendimiento, entrena de forma inteligente para conseguir tus objetivos y “tú cuerpo perfecto”, y siéntete lleno de vida y orgulloso de ti mismo.

Eduardo Jiménez, personal trainer

Nutrición Madrid: La mentira de los 0,0

Es pasar la Semana Santa y notar la presión del verano que se acerca; de cómo la grasa campa libremente por el abdomen (dicho de un modo light) gracias a todos tus fines de semana descontrolados en los que había de todo salvo cerveza 0,0%. ¡Mierda! (Con perdón, pero sabéis que es el pensamiento habitual).

Después comienza la bomba de ideas en nuestro cerebro con soluciones tipo “voy al kiosko, me compro la revista que anuncie una dieta que asegure el milagro y la realizan muchas celebrities del momento. (¡Já!)”. Otra mejor; “estamos en el siglo XXI, Google tiene que darme la solución” (si pones la palabra “dieta” en el buscador, el primer resultado es la página web de Pierre Dukan, médico francés especializado en neurología y que decidió cambiar su especialidad por la de nutrición y dietética, proponiendo un método irresponsable y con graves consecuencias sobre la salud de las personas que lo realizaban a largo plazo, hecho que causó su baja del Colegio de Médicos francés. Total, que es una gran opción, otro ¡já!)”. Vamos a por la tercera; “mi vecino me dijo que su cuñada estaba haciendo una dieta que eliminaba todas las toxinas  del cuerpo a base de unos batidos verdes algo rarunos, que le iban súper bien porque estaba adelgazando a la velocidad de la luz (ejem…)”.

Por fin accionas la neurona clave y el plan D (de definitivo, porque a la cuarta va la vencida) toma forma; “me voy al súper, compro todos los productos con envoltorios rosas que vea en la sección de embutidos, busco todas las salsas, patatas fritas y quesos light y cualquier producto que ponga en su envoltorio 0,0%, que no sé muy bien si es 0,0% alcohol, grasa o azúcar, pero que si lo pone será que es más sano y punto”, (para qué vais a ir al Nutri, que eso cuesta dinero y os va a poner lechuga todos los días y no os va a enseñar a comer. Última ironía, lo prometo…).

Lo primero que debéis saber es que los mejores alimentos no llevan ningún tipo de envase, si no que se encuentran en las cestas más verdes del “súper” y al alcance de vuestra mano.

Que hayan disminuido ligeramente el contenido en materia grasa de un queso cheddar etiquetado como light o los azúcares añadidos de un zumo de naranja envasado en brick, no lo convierte en saludable, pero el marketing industrial no perdona una y se inventa las mejores frases escritas en letras llamativas para que caigamos en ese error. Si tu alimentación continúa a base de los mismos ingredientes que antes, pero etiquetados en color “rosa”, no significa que vayas a comer bien o que vayas a bajar de peso por tomar leche desnatada 0,0% en lugar de la desnatada que tomabas antes (sólo hay un 0,1% de diferencia entre una y otra, para que lo sepáis).

Efectivamente, debemos proveer nuestra nevera de frutas, verduras y hortalizas frescas, por su aporte vitamínico y mineral imprescindible, y que además, presentan un contenido calórico muy bajo. Son alimentos perfectos para alimentarnos, nutrirnos y fomentar los objetivos de pérdida de grasa.

Por otro lado, las fuentes de proteína saludable (mejor sin envase, “más mercado y menos supermercado”), deben ocupar otra balda en la nevera: carnes magras (pollo, pavo, conejo y una ración semanal de carne roja, que no la crucificó la OMS), pescados blancos y azules, huevos, lácteos naturales sin azucarar y legumbres variadas.

Además, los granos integrales deben proveernos la energía a partir de los carbohidratos, ya que su contenido en fibra y micronutrientes, y la ausencia de azúcares indeseables, hacen que tengan una composición adecuada. En tu despensa puede haber cereales integrales (arroz, avena, espelta, centeno, trigo, quinoa, etc) y pan que también presente el grano entero en su elaboración, en lugar de harinas refinadas.

Por último, grasas saludables (sí, he dicho grasas). Aceite de oliva virgen extra, aguacate (es una fruta, pero por su contenido en grasa la incluyo en este grupo), frutos secos al natural (ni tostados ni salados ni el “mix” que venden en el chino de la esquina) y semillas (lino o calabaza por ejemplo). Este grupo debe estar presente siempre en ligeras cantidades, ya que su aporte calórico es mayor, pero no por ello deja de ser necesario.

No podemos olvidar qué bebidas elegimos. Te propongo AGUA. Y lo pongo en mayúsculas porque se olvida su existencia. Llenar tu nevera de productos “zero” sólo va a fomentar la apetencia por alimentos dulces, ya que su contenido en edulcorantes y el alto poder endulzante de éstos, provoca que nuestro paladar se acostumbre a esos sabores y aumente la demanda del mismo (bollería por ejemplo). Hablo tanto de refrescos como de zumos, que no son más que agua con azúcar (la etiqueta 0,0% significa que no añaden más azúcares, no que no los contenga per sé).

¡La vida puede ser de color rosa pero deja que los alimentos que la ocupen sean de todos los colores!

Nuria Prieto, nutricionista en Benefits Body Mind

Entrenamiento personal Madrid: ¿Sudar adelgaza?

photo credit: mtux Sweating via photopin (license)

Muy buenas, hoy me gustaría poder desmitificar uno de los mitos más extendidos en las salas de fitness de todos los gimnasios del mundo, se trata de si realmente ¿sudar Adelgaza? Lo primero de todo daremos una breve definición de lo que es la sudoración: La sudoración, un proceso que también se denomina transpiración y es una secreción de las glándulas sudoríparas de la piel. El sudor es un mecanismo regulador de la temperatura corporal. La transpiración provoca una refrigeración de la piel por la evaporación del agua del sudor.

Cuando realizamos actividad física, de manera general nuestra temperatura corporal sube como respuesta a este estimulo, por lo tanto nuestro cuerpo que es muy inteligente utiliza el mecanismo de la sudoración, para mantener nuestra temperatura corporal estable.

Cuando realizamos un entrenamiento en el que se requiere un gran desgaste o esfuerzo muscular, vamos a sudar más y por lo tanto vamos a quemar más calorías y grasa.

Tenemos que tener clara una cosa, cuanto más alta sea la intensidad del entrenamiento quemaremos más calorías y mayor cantidad de grasa. NO conseguiremos aumentar más la quema de calorías y de grasa elevando aún más la temperatura corporal intencionadamente.

Pongamos un ejemplo:

Una Persona corre durante 45minutos es una cinta a una intensidad de 8km/h un día. Al día siguiente esa misma persona corre exactamente lo mismo 45 minutos a una intensidad de 8km/h pero con una sudadera y un cortavientos.

Evidentemente el segundo día esta persona sudara más, pero debido a que mediante un elemento externo ( la ropa), evita que su piel transpire mejor, aumentara su temperatura corporal y su cuerpo como mecanismo de “defensa” es aumentar la sudoración para disminuir la temperatura corporal. Esta persona lo que consigue es disminuir el grado de hidratación de su cuerpo y perder mayor cantidad de agua corporal y con ello una disminución de su peso. Pero que en cuanto vuelva a hidratarse volverá a recuperar el peso perdido por la sudoración excesiva.

Conclusión: ¿Sudar adelgaza? NO. Quemaras calorías realizando ejercicio e inevitablemente la sudoración como respuesta de nuestro organismo. Pero no significa que aumentando nosotros mismo la sudoración, vayamos a obtener mejores resultados en la quema de grasas.

Daniel Molano, entrenador personal en Benefits Body Mind

Semana Santa, burpees y torrijas

Pues sí, parece que por fin ha llegado abril. Días soleados (aunque alguno que otro no tanto) temperatura primaveral, la feria y, como no, la semana santa.

Y es que en esta semana, muchos de nosotros aprovechamos para descansar unos días. En familia, con amigos, en pareja,… dedicamos cada minuto de ese tiempo a relajarnos, a veces, abandonando completamente nuestra forma física en este periodo vacacional.

¡Tranquilo! No soy tu conciencia recordándote que tienes que llevar tu rutina de entrenamiento de forma estricta. Tampoco te voy a decir que si dejas de hacer deporte, perderás todos y cada uno de los progresos que has conseguido.

Lo cierto y verdad es, que al igual que en nuestros trabajos/actividades rutinarias,  nuestro cuerpo necesita descansar. Cualquier buena rutina de entrenamiento tiene una fase de descanso que debemos aplicar.

¿Descanso absoluto? Te recomiendo que no. Burpees y torrijas son compatibles. Quiero animarte a que no te quedes parado por completo esta semana santa. Que tu único ejercicio no sea el levantamiento de torrija del plato a tu boca. Que después de estas vacaciones vuelvas a tu rutina más descansado, con más energía y sin perder todo lo que te costó conseguir.

Recuerda…una hora de entrenamiento corresponde únicamente al 4% de tu día. Desde Benefits BM queremos que no aparques ese 4% y ¡te vamos a ayudar!

Te aconsejamos que eches un vistazo a nuestros ejercicios de entrenamiento funcional y entrenamientos que hemos subido, para ti, a nuestro canal de youtube.  Escoge los ejercicios o entrenamientos de nuestros videos, que más te gusten y se ajusten a tu rutina actual, y realízalos.

Aquí te dejo algunos enlaces de entrenamientos y ejercicios:

Rutina de ejercicios para adelgazar en casa

Clase de Body Hit

 

¡PUEDES ENCONTRAR MUCHOS MÁS DENTRO DE NUESTRO CANAL!

Canal Benefits

No dejes de lado tu salud. Valora lo que has conseguido, recarga pilas y afronta la primavera con la mayor energía.

Cuenta con nosotros, porque nosotros siempre vamos a contar contigo. Te esperamos en Benefits Body Mind.

Eduardo Jimenez, fitness instructor.

CONSEJOS PARA ENTRENAR EN PRIMAVERA

 

photo credit: S@ndrine Néel Douce lumière via photopin (license)“>(license)

 

Si eres de los que cuando llega el buen tiempo, el sol, el calorcito y la naturaleza en todo su esplendor, con las plantas en plena floración, te encanta salir a entrenar a la calle, parque, campo,… es posible que en más de una ocasión te hayas encontrado con los ojos llorosos, picor de nariz, picor de garganta, estornudos, moqueo,… y un paquete de kleenex como compañero. Pues sí, lo has adivinado, tienes alergia, y hoy te voy a dar unos sencillos consejos para entrenar en primavera, sin que tengas que dejar de hacer deporte durante esta época del año, y puedas aprovechar el buen tiempo y los días más largos:
1- Busca el lugar más adecuado para tu entrenamiento: por ejemplo, si sufres de alergia al polen en primavera, intenta entrenar en sitios cerrados, como en Benefits Body Mind o de menos concentración.

2- Bebe mucho líquido: eliminarás la mucosidad, prevendrás la deshidratación y te aliviará el picor de garganta y nariz.

3- Descansa suficiente para reponer fuerza y energía. En pleno ataque de alergia, o después de uno, te encontrarás más cansado de lo habitual.

4- Revisa los niveles de polen en el ambiente y evita la práctica deportiva en días de máxima concentración.

5- Controla tus sensaciones, cada persona es diferente y sufre su alergia de diferente manera, evita ejercicios demasiado intensos en pleno ataque.

6Usa el antihistamínico adecuado, consulta con tu médico qué medicación debes tomar, y si padeces de asma, no olvides llevar tu broncodilatador a tu sesión de entrenamiento.
Tan solo debes tener un poco de paciencia, y no dejes de hacer ejercicio, si tu cuerpo está fuerte, tu sistema inmunológico también, pudiendo hacer frente a los síntomas de la alergia con mayor efectividad.
Felices agujetas!!
Alberto Lázaro, personal trainer manager

LOS ORIGENES DE LA SPARTAN RACE

photo credit: Yorkshire Spartan Sprint 2012 YSR12M0559 via photopin (license)

Hoy en día muchos de vosotros, especialmente si formáis parte del gremio de los Benefitsadictos, ya conoceréis y habréis sufrido el “entrenamiento funcional”, el “Crossfit”,  los “Hiit”… y si lo habéis aguantado durante más de un semestre seguramente si alguien os hablara de “La Spartan Race” sabríais de qué se trata, al menos a grandes rasgos. Sí, eso es, correr y arrastrarse por barro, trepar, saltar, burpees y más burpees… pero os preguntaréis, ¿de dónde viene esta carrera y quién tuvo esa magnífica idea? es decir, ¿Cuáles son los orígenes de la Spartan Race?

Pues bien, el culpable fue Joe De Sena, fundador junto con Andy Weinberg y Julian Kopald de Death Races (Peak Races) y Peak.com Corporation respectivamente. De Sena era un amante del deporte extremo y de las carreras de larga distancia como la ultramaratón o el Ironman (3,86 km de natación, 180 km de bici y 42,2 de carrera a pie). De hecho, en sólo un año, fue capaz de completar 50 eventos de ultra-resistencia y 14 Ironmans (por favor niños, no hagáis esto en casa). Fue en el año 2000, en una carrera de aventura de invierno por el desierto de Quebec en la que los participantes tenían que completar 350 millas de carrera, se quedó varado y tuvo que cavar en la nieve para sobrevivir. Esta experiencia fue la que le sirvió de inspiración para crear sus propias carreras de resistencia. Así surgió la primera Death Race en Vermont (EEUU) en el 2007, a la cual asistieron 8 participantes, de los cuales sólo 3 acabaron la carrera. Tras la cuarta edición de éstas,  De Sena, recibió una ola de ofertas empresariales para fundar un evento más mundano, para los mortales, con el fin de atraer a todas las masas. Y en 2010 tuvo lugar la primera Spartan Race en el mismo lugar, Vermont donde desde 2012 se celebra el campeonato mundial. El éxito y la demanda fueron instantáneos, todo el mundo quería trepar por muros, arrastrarse por barro y enfrentarse a esos obstáculos tan tentadores, así que pronto el país se abarrotó de este evento.

photo credit: U.S. Army Garrison – Miami IMG_6561 via photopin (license)

Debido a la expansión surgieron las distintas modalidades SPRINT, SUPER y BEAST, que se diferencian por la distancia y número de obstáculos que hay que superar. Para convertirte en un verdadero “espartano” tienes que superar las tres modalidades en un mismo año, lo que se conoce como TRIFECTA.

Poco a poco se fueron cerrando la estructura de la competición y sus reglas (como la penalización por no pasar una prueba con 30 burpees, lo que invita a preparar bien cada una de ellas) y su expansión por el resto del mundo no se hizo esperar. El primer país en albergarla fue Eslovaquia en 2012 con la modalidad Sprint. Para entonces esta carrera ya acumulaba más de 350.000 competidores.

Hoy en día la Spartan Race es la principal carrera de obstáculos de todo el mundo y supone un reto para mucha gente que año tras año se prepara para afrontar este evento. Desde Benefits Body & Mind hemos querido sumarnos a la fiebre espartana y asistiremos este 22 y 23 de Abril a las modalidades Sprint y Súper de Madrid. Deseadnos suerte y mandad mucho ánimo para los 9 valientes guerreros y guerreras que desde Febrero llevan inmersos en la preparación de esta carrera, agujeta tras agujeta, burpee tras burpee pero con las ganas de superar este nuevo reto.

Miguel Pelayo, entrenador personal